10 Claves para ser feliz desde hoy mismo

Hace unos días leí que lo que más habían buscado los españoles en Google durante el 2015 había sido “cómo ser feliz”.

No me sorprendió el objeto de la búsqueda para nada puesto que eso es lo que ha venido haciendo el ser humano desde que forma parte de este planeta, intentar ser feliz; lo que si me resultó curioso es que la gente usara un buscador para encontrar la solución al enigma.

¡Ojalá fuera tan fácil, ojalá San Google fuera capaz de darnos todas las respuestas!

Pero me temo que no es así.

La cuestión es que aquella noticia me llevo a pensar precisamente sobre eso, sobre la felicidad, y mis pensamientos son los que voy a dejar hoy aquí para todo aquel que necesite estar un poquito más cerca de ella.

felicidad

Claves para una vida feliz

• Mantén la serenidad en los malos momentos. Parece de Perogrullo pero no lo es. Casi todos sabemos estar contentos cuando las circunstancias son buenas. El problema aparece cuando esto no es así.

Parece que se nos escapa que la vida es cíclica y que antes o después se presentará el sufrimiento en algunas de sus formas.

Cuando esto ocurra, recuerda este consejo: mantén la calma. Sumirse en la desesperación no arregla ningún problema, ni hace que las circunstancias cambien, es más, embota la mente y nos impide pensar con claridad.

Así que ya sabes, intenta estar lo más tranquilo posible mientras buscas solución al problema –si la tiene-, o mientras pasa la tormenta, que te aseguro que pasará.

Cuida tu cuerpo. Sé que a veces es difícil ser constante, pero cuidar tu cuerpo solo te traerá cosas buenas. Abandona los hábitos que te hacen mal, cuida tu alimentación y haz un poco de ejercicio. Te sentirás francamente bien.

No te obsesiones con nada de lo anterior, pero piensa que de lo que hagas ahora dependerá mucho la vejez que vas a vivir, así que ya sabes. Tú eliges.

• Dedícate un tiempo para ti solo cada día. Apaga el teléfono, la televisión y aléjate de cualquier cosa que te distraiga. Busca un lugar tranquilo y utiliza esos minutos para soñar con tu futuro, meditar, escuchar un poco de música o simplemente descansar un rato. Al principio te costará mucho desconectar porque no estás acostumbrado pero poco a poco notarás que necesitas ese rato para ti y que te hace bien.

Deja los problemas del trabajo en el trabajo. A nadie le gusta escuchar tus quejas y ya pasas allí muchas horas al día. Si vas a hablar de lo que haces que sea con pasión, si no es así, si lo que sale de tu boca es siempre la misma cantinela, empieza a plantearte que algo tienes que cambiar: o tu actitud o tu trabajo. Tú decides.

Si quieres una vitrina compra una vitrina, no un armario. Tu pareja es como es y punto. Si no te gusta, en realidad no le quieres. Si te pasas la vida intentando cambiar al otro, cuestionando todo lo que hace o dice, entonces tienes un problema. Tú, evidentemente. Tienes un armario y quieres una vitrina.
Soluciónalo o piensa seriamente en tus sentimientos hacia esa persona, a veces llamamos amor a lo que realmente no lo es. El amor supone la total aceptación del otro. Evidentemente no hace falta que diga que nadie es responsable de tu felicidad, así que ni se te ocurra culpar a quien tienes al lado de tus problemas.

• Busca algo que te apasione. Ya sea tu profesión o un hobby, busca aquello que te llena, que te ilumina los ojos y hazlo. Seguro que al principio parece difícil, a menudo imposible, pero te aseguro que no hay felicidad mayor que hacer aquello que realmente amas. ¿Conoces a alguien realmente apasionado que no haya transformado esa fuerza en su medio de vida? Yo no. No te conviertas en un vegetal que pasa por la vida sin gozar de lo que hace. Es triste.

• Trata a todo el mundo con amabilidad. Aunque haya personas que te lo pongan difícil. Uno se siente bien cuando trata bien a los demás y no espera nada a cambio. Te aseguro que te liberarás de muchas malas emociones si logras dominar tu ira y responder a los demás con amabilidad aunque ellos no se comporten de la misma manera.

• Agradece todo lo que tienes. Todo. No solo las cosas materiales, también la salud, tu familia, tus amigos, la capacidad de ver u oír, tu mascota, tus vecinos… Haz una lista donde aparezcan cada uno de los motivos por los que debes estar agradecido a la vida. Verás como añades cosas cada día y la lista se hace prácticamente interminable.

Lee y viaja mucho. Leer te permitirá viajar a lugares maravillosos, conocer historias extraordinarias y comprender que, al final, todos somos iguales. En todos los países y en todas las épocas a pesar de las diferencias culturales todos los seres humanos buscamos lo mismo: ser felices. No juzgues lo que no conoces. Viaja con la mente abierta, sin usar tus prejuicios como escudo. En todas partes hay gentes estupendas que son como tú, personas que solo quieren estar tranquilas y en paz consigo mismas. Nada más.

Se constante. Si tienes un objetivo en la vida, no abandones a la primera de cambio. Fijarse metas que alcanzar y ser capaz de cumplir con las acciones necesarias para alcanzarlas, nos hace sentir tremendamente bien con nosotros mismos. Eleva nuestra autoestima y nos permite disfrutar del camino. Si realmente quieres algo, ve por ello. Pero tendrás que quererlo de verdad, no flojito, que es como normalmente queremos las cosas.

Espero haberte ayudado y te deseo de corazón una vida feliz. Por supuesto estaré encantada como siempre de conocer cuales son tus claves para ser feliz. ¿Te animas a contárnoslas?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

11 thoughts on “10 Claves para ser feliz desde hoy mismo

    1. Nada más bonito que una estrella para sentirte bien inmediatamente, y lo mejor: ambos estamos hechos de la misma materia y por eso estamos aquí, para brillar.

      Abrazos ratoniles.

  1. Es curioso que la gente busque en Google cómo ser feliz. Eso es un reto que cada uno debe intentar lograr con su actitud y con ciertos hábitos diarios, como los consejos que apuntas en esta entrada. Muy buenos todos.
    Un beso

    1. ¡Gracias guapa!

      Seguro que nos quedaríamos flipados de lo que la gente busca en la red. Casi prefiero no saberlo.

      ¡Gracias por tus palabras, te aseguro que los consejos funcionan :)!

  2. Admitamos que pueda haber una receta en post de la felicidad, cosa difícil, que maravilloso y fácil sería, no ? Pero guiados por los ingredientes: el éxito es poner la cantidad precisa, la dulzura adecuada, el picante, justo y ese puntito de la sal que refuerce la exquisitez de ese manjar que por más que lo disfrutes se acreciente el deseo por un poquito más. .

    1. Como tú dices, ojalá que dentro de un blog chiquito como el mío estuviera el secreto para ser un poco más felices.

      Me conformo con que el tiempo que pasáis por aquí os haga sentiros alegres por unos minutos.

      Un abrazo

  3. Buenos consejos!! ^_^

    Hay alguno que debería seguir, pero todo a su tiempo… todo vendrá… sonará a tópico, pero cada vez más lo que agradezco es, por orden: la salud y la harmonía… todo lo demás… con paciencia e ilusión termina apareciendo en nuestra vida si lo queremos realmente, también es verdad que hay muchos de estos consejos que leyéndolos me doy cuenta que los aplico (sin haberme echo la lista), me faltan un par… quizá esté ahí… o quizá sencillamente nos damos cuenta de nuestra felicidad cuando esta ya ha pasado… pero esto se puede convertir en una filosofada digna de 2 o 3 cafés en un bar… ya que es una teoría que tengo desde hace unos…. 15 años U_U y que voy interiorizando cada vez más… pero… si me preguntas directamente si soy feliz te contestaré que sí, que lo soy, podría serlo más? Quizá… ahora estoy bien y feliz y para serlo más quizá deba seguir estos dos passos, que no son fáciles porqué los humanos nos cuesta dejar ciertas costumbres (buenas y malas)…

    Lo de buscar en google, bueno, supongo que no me extraña tanto… St.google lo sabe todo, todito, todo… y es cómo la sección de libros de autoayuda de las tiendas o la biblioteca, que han crecido un montón!! (no juzgo en si esto está bien o mal, o si es bueno o feo, sólo constato un echo). ^_^U

    En fin… feliz 2016!!! que la fuerza os acompañe!!

    1. Google es el oráculo del siglo XXI. Si la gente busca hasta pareja cómo no va a buscar la felicidad en el mundo 2.0.

      Lo que importa es que tú seas feliz, eso me gusta.

      Te agradezco mucho tus palabras y me encantaría que un día me expliques tu filosofía para lograr la felicidad. Seguro que compartimos muchas cosas.

      ¡Un besazo!

      1. Vaya!! supongo que la filosofía para la felicidad es particular para cada uno, en mi caso creo que se debe a la madurez (ohhhh!! noooooo! T_T medio viejuna a los 37??!! ^_^)… quiero decir… de vez en cuando salen en conversas…
        – cómo me gustaría volver a los 15, o los 20…
        y en mi caso siempre respondo que ni “harta de vino” (si todo vuelve a los 15; sabiendo todo lo que se ahora me lo pienso un poco si acaso… ^_^, pero si se vuelve a esa edad, con lo que sabes a esa edad NI DE COÑA), creo que nunca he estado mejor que ahora, es más… que cuando más años tengo mejor estoy (imagino que es porqué me conozco mejor a mi misma y me lo tomo todo menos seriamente), lo que piensen los demás siempre ha sido algo… secundario en mi caso (no quiero decir que no me haya importado, o me importe, pero siempre he tenido bastante claro mi relación con los demás), hay cosas serias, y cada uno debe tener sus puntos de seguridad cubiertos, pero con el tiempo uno aprende que… preguntar a alguien que no conoces que está haciendo, o el porqué lo hace, puede incomodar, cierto, pero también puede gustar, halagar, hacer sonreír… hacer que conozcas a alguien que ni tan siquiera imaginabas conocer, y conocer parte de su mundo (mente abierta, sí? ;P), hacer esto y ver que no pasa nada también hace sentirte mejor, porqué te da más seguridad en uno mismo…
        No sé… ya te digo… menos la enfermedad y la vida… lo demás se puede ir trampeando, y si en casa estás bien… y tienes tus puntos de seguridad cubiertos… la felicidad es fácil, tan fácil cómo lo es complicarnos la vida y dejar que cualquier cosa nos haga creer que no somos felices…

        En fin… queréis un capuchino con doble de chocolate?? ^^U… me enrollo como una persiana!! ya veis!

        Besazos de vuelta… y añádele un abrazo de oso

        1. Efectivamente Mirai, como dices, la felicidad está en las pequeñas cosas, y una vez se tienen las necesidades básicas cubiertas lo normal sería ser medianamente feliz.
          Lo que ocurre es que nosotros solemos complicarnos la vida y además, como comento en la entrada, lo difícil es conservar la serenidad en los malos momentos. Cuando todo va genial es más fácil ser feliz, o por lo menos estar contento, que es lo que nosotros solemos entender que es la felicidad, pero esto es otro tema.

          Subscribo lo que dices de los años, la edad te va haciendo madurar y ver las cosas con cierta perspectiva, eso ayuda también a estar mejor con nosotros mismos.

          ¡Muchas gracias por compartir con nosotros tus ideas!

          Abrazos, guapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *