10 cosas que no sabes de Cervantes

Adelantándome un poco a los fastos que durante esta semana  se van a celebrar con motivo de la muerte de Cervantes y el 400 aniversario de la  publicación de la segunda parte del Quijote, me gustaría contaros  algunos detalles de la vida de su autor que quizás os resulten curiosos.

1) Se suele decir  que Cervantes y Shakespeare murieron el mismo día: el  23 de abril de 1616. En realidad Cervantes murió el día 22 de abril y  el dramaturgo inglés el día  23,  según el calendario gregoriano (el que utilizamos ahora), pero en la Inglaterra del siglo XVII se utilizaba el  calendario juliano, por lo que  Shakespeare  habría muerto el  3 de Mayo  de 1616.

2) Cervantes fue herido en su mano izquierda en la Batalla de Lepanto. Según testimonios de la época,  el día que le hirieron había pedido estar en cubierta a pesar de estar  enfermo con calentura.  A raíz de aquel incidente perderá la movilidad de esa mano y  llevará siempre con orgullo su  discapacidad como muestra de heroísmo.

3)  Se nos ha dicho muchas veces, y el mismo lo hace en alguno de sus escritos, que  Don Miguel era pobre.  Así es  en efecto. Pero hemos de considerar que  en la España de la época los hidalgos no trabajaban, el trabajo manual se consideraba algo vil y como tal solo lo realizaban las clases sociales más bajas.

Para sobrevivir, los  hidalgos solían solicitar la protección de algún noble que  les proporcionará rentas anuales a cambio de servicios prestados a la patria o bien algún puesto administrativo. Cervantes buscará insistentemente la protección del Conde de Lemos, mecenas de  poetas y literatos de la época y al cual ensalzará de manera un poco vergonzante en algunas dedicatorias de sus libros. Después de mucho insistir conseguirá que este le  pase  casi a escondidas una ridícula pensión.

2d4adbf118a26db91ef21d4af55a9d6a

4) Estuvo preso en varias ocasiones: cinco años en Argel, secuestrado por el turco, donde pasó infinitas penalidades y de donde intentó escapar en varias ocasiones. Finalmente gracias al rescate pagado por los  padres trinitarios, quinientos escudos, pudo regresar a España.

En 1597 pasa unos meses en la Cárcel real de Sevilla acusado de haberse apropiado de dineros procedentes de su oficio de recaudador de impuestos.

Ya en  Madrid,  Cervantes se ve envuelto en un curioso incidente:

A las puertas de su casa aparece el hidalgo Gaspar de Ezpeleta, al que han apuñalado. Una vecina beata acusa al escritor y a sus alegres hermanas, las Cervantas, de estar implicados en el asunto y acaban encarcelados; tras unos días de interrogatorios el asunto se aclara y son puestos en libertad. Sobre este episodio existen documentos  históricos de la época en la Real Academia de la Lengua  que nos permiten acercarnos un poco más al autor y a su familia.

Juan Eslava Galán ha publicado recientemente  Misterioso asesinato en casa de Cervantes,  un libro en el que  ficciona el incidente  y  nos ofrece una novela histórica y de misterio  muy amena y divertida.

5) Aunque se sabía inteligente y confiaba en la calidad de sus escritos,  sus obras no eran muy conocidas y él no era un escritor famoso. En su época ,  Lope de Vega  era lo más de lo más. La sociedad entera se  pirraba por el teatro y Lope había transformado las normas clásicas dotándolo de agilidad  y frescura. Además su vida llena de amoríos y escándalos le hacían un personaje muy  atractivo.

Cervantes quiso siempre triunfar en el teatro pero sus obras resultaban  aburridas  y rígidas para lo que el público demandaba en aquel  momento.

6) Además del teatro,  otro género, nacido un siglo antes,  la  novela de caballerías,  hacía las delicias de la gente,  podemos decir que eran el  Sálvame  de la época. En ellas, un héroe enamorado era separado de su dama por las vicisitudes del destino. Para recuperarla tendría que afrontar todo tipo de pruebas y aventuras fantásticas en las que no  se respetaba ni las unidades de espacio ni  las de tiempo. El final evidentemente era siempre feliz.

Cervantes detestaba estas historias y consideraba que idiotizaban a sus lectores, contra ellas, escribirá el Quijote. En este, el héroe  no es el hijo de un rey sino  un pobre hidalgo castellano, su amada no es una princesa sino una labradora, y, sus aventuras no  transcurren en reinos fantásticos sino en la Mancha española. La ironía y la burla están servidas  desde el mismo título de la obra.

7) En 1615 Cervantes publica la segunda parte del Quijote,  la  primera había  sido un éxito total y le había hecho llegar al gran publico. En 1614  había aparecido el Segundo Tomo del Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha, compuesto por el Licenciado Alonso Fernández de Avellaneda. Cervantes sabía quién se escondía detrás del seudónimo de Avellaneda pero consideró su mayor venganza no revelar su identidad para no lograr para el  impostor una fama inmerecida. Existen fundadas sospechas de que fue Lope de Vega, celoso del éxito de la primera parte del Quijote, el que pagó a un autor mediocre para que la escribiera y arruinar así el prestigio de su rival.

En cualquier caso, este hecho fue decisivo pues espoleó a Cervantes para terminar de escribir la segunda parte de su obra y publicarla unos  meses  después de la aparición de la de Avellaneda.

8) Cervantes vivió sus últimos años en el Barrio de las Letras  en el conocido como  Madrid de los Austrias,   a pocas calles de él  residían Lope de  Vega y Quevedo,  parece lógico suponer que se conocieran aunque no se trataran  por las envidias  creativas que existían entre ellos.

9) Cervantes murió de diabetes a los 68 años dos días después de concluir Los trabajos de Persiles y Sigismunda, en la dedicatoria del libro, al Duque de Lemos, escribe anticipando su final:

Puesto  ya el pie en el estribo, con las  ansias de la muerte, gran señor, esta  te escribo”

10)  Cervantes  no alcanzó en vida la fama que creyó merecer, aunque  El  Quijote fue un éxito traducido  y aclamado,  el libro era considerado una obra cómica y como tal se leía. Sus ansias de triunfar en el teatro o en la poesía nunca se cumplieron, y don Miguel murió como vivió siempre; pobre y dedicado a la Literatura.

LaMancha-molino

Imagen

A modo de  conclusión  me gustaría reivindicar su figura y su obra. A muchos de nosotros nos han hecho acercarnos al Quijote  de la peor forma posible, por obligación y en la adolescencia. Yo os propongo que ahora que sabéis algo más sobre su autor  intentéis  una lectura con otros ojos.  Cierto es que se trata de una obra densa,  pero un par de capítulos diarios son suficientes para  poder terminarla en un tiempo prudencial. El Quijote encabeza la lista de 100 obras fundamentales de la Literatura,  y fue elegida por escritores actuales como  la más grande jamás escrita,  solo por eso merece la pena ser leído.

Yo, como homenaje individual, participaré el próximo día  23 en su lectura continuada  y no me puedo sentir más orgullosa de rendir este  último tributo al  Manco de Lepanto.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest1Share on LinkedIn0Email this to someone

3 thoughts on “10 cosas que no sabes de Cervantes

  1. Comentas cosas muy interesantes. Me gustaría saber del episodio que conduce a Miguel de Cervantes de estudiar con Lope de Hoyos en Madrid a servir al Cardenal Aquaviva en Italia, pues parece que existen historias paralelas. ¿podrías contarme algo de eso? La juventud de Cervantes por lo difícil que es encontrar información de ella es tb ,muy interesante. Muchas gracias por esta entrada. La comparto-

    1. Gracias Vicente por tu comentario.

      Me alegra mucho que te haya gustado la entrada. Sobre la huida a Italia de Cervantes se ha escrito mucho, te he enlazo este trabajo de Ramón Fernández Palmeral en el cual se resumen de forma bastante acertada (en mi opinión), los motivos de su marcha:

      http://ramonfernandez.revistaperito.com/Italia.pdf

      El no haberse encontrado la documentación correspondiente al primer proceso que se siguió contra Cervantes hace que no podamos asegurar al 100×100 que las razones de viaje a Italia sean realmente haber herido gravemente a un oponente en un duelo.

      Espero que te sea de ayuda.

      ¡Un abrazo y gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *