Acciones para ser feliz

Tengo una cierta tendencia a vivir en los extremos. Las personas que me conocen lo saben, y supongo que las que me quieren me lo perdonan.

Mi estado de ánimo es volátil, cambiante y normalmente se  mueve en zonas de blancos o negros. Esta personalidad me ha generado muchos disgustos y sufrimiento a lo largo de mi vida hasta que, por razones que no vienen al caso, descubrí que se trataba de un trastorno psicológico leve.

Es decir, lo que me pasa tiene nombre y apellidos, así que ahora puedo respirar tranquila y no sentirme como un bicho raro todo el tiempo.

Lo normal para mí es alternar períodos de euforia salvaje con otros de profunda tristeza y apatía. Como ahora ya sé que tanto una emoción como la otra son pasajeras procuro no regodearme mucho en ninguna de las dos y normalmente trato de buscar actividades que me produzcan estados de relajación y calma un poco más “neutros”.

Cuáles son esas cosas me relajan instantáneamente. Pues generalmente aquellas me centran en el momento presente y que además, hacen que para mí la vida merezca la pena.

Imagen vía  Pinterest.

feliz

Te voy a hacer un pequeño resumen de mis “acciones para ser un poco más feliz”, son muy baratas y me dan altos dividendos:

 • Escribir. Poner por escrito mis pensamientos, mis planes, mis ilusiones o inventar historias, me hace sentir en paz conmigo misma. El tiempo no existe en esos momentos de conexión con mi “elemento”, ni tampoco hay miedo, tristeza o dudas.

 • Leer. Imaginar otros lugares, otras vidas, otras épocas me relaja y me invita a soñar.

• Prepararme un Yoghi té y tomarlo despacito con las manos abrazando la taza en una tarde de invierno. Ese olor picante y dulce a la vez me transporta inmediatamente a lugares exóticos que estoy deseando visitar.

• Escuchar mantras. Desde hace tres años soy alumna de Kundalini Yoga, esta práctica combina la parte física del yoga con la parte espiritual y meditativa. Para la meditación se suelen utilizar mantras, escucharlos me da una sensación de paz instantánea.  Os dejo aquí  mi preferido, el  Mul  Mantra:

• Una conversación con una amiga. Según me hago más mayor más valoro la amistad y lo que representa. Una buena conversación con una amiga en la que pueda reír o llorar, o las dos cosas al mismo tiempo, equivale a diez sesiones con un psicólogo.

Caminar con mi perro por entre los árboles. Pasear en la naturaleza genera dentro de mí una agradable sensación de calma. Mirar una flor, un árbol o el cielo me hacen sentirme afortunada y agradecida por lo que tengo.

•  Estudiar. Aunque pueda parecer raro a mí me encanta estudiar. Mis estudios son mi pasión y sumergida en mis libros me encuentro tranquila. Mi mente se enfoca solo en comprender e interiorizar conceptos y suelo estar tan concentrada que no soy consciente ni del paso del tiempo.

• Sentarme frente al mar. Tengo la inmensa fortuna de vivir en una ciudad con mar. Sentada frente a él me voy sumergiendo poco a poco en el ruido de las olas, me dejo llevar y mi estado de ánimo mejora inmediatamente.

Por aquí decimos que el mar todo lo cura  y es cierto. El mar sana tanto las heridas del alma como las del cuerpo.

IMG_5219

• Hacerme una sesión de “beauty”. Dedicar una tarde entera o una mañana a cuidarme: ponerme una mascarilla, hacerme la manicura, depilarme, hidratarme el pelo, usar mis aceites esenciales…

Cocinar. La cocina es un lugar sagrado para mí, de ella sale el amor hecho comida. Ponerme música tranquila y saborear un buen vino mientras preparo una nueva receta y la casa se va llenando de olores, me  alegra el alma.

Como ves todas estas actividades son sencillas, cosas simples de la vida al alcance de casi todos nosotros, para mí son antídotos contra la tristeza que a veces me embarga de repente y son la mejor manera que conozco de volver a tener una sonrisa en la cara.

Para mí ser feliz equivale a un estado de plenitud sosegada y así es como lo consigo.

Y vosotros, ¿qué hacéis para sentiros bien?, ¿cómo combatís el desaliento? Me encantaría que me lo contaráis.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

6 thoughts on “Acciones para ser feliz

  1. Por un momento, pensé que me estabas describiendo a mí…Hasta que apareció el verbo “cocinar” y se rompió el hechizo…Adoré tu post Mónica pero no hay manera de que me convenzas de que cocinar es un paso a la felicidad. Estudiar, leer y escribir son mi propio camino. Besos!

    1. No pasa nada Paula, a todos no nos pueden gustar las mismas cosas, ni podemos llegar a la felicidad por los mismos caminos.

      Pero si te fijas todas las cosas que nos hacen felices son simples y solo exigen de nosotros algo muy simple: centrarnos en el presente.

      ¡Gracias por tu comentario, me encanta que te encante!

    1. Por supuesto que viajar trae paz a la mente y al espíritu, para mí es fundamental y me encanta.

      Uno de mis sueños sería poder vivir al menos tres meses en cada país que me queda por visitar y mezclarme con sus gentes como un ciudadano más.

      ¡Algún día, quién sabe!

      Lo de la cocina relaja mucho-mucho, y es como todo, cuestión de perderle el miedo.

      Besos.

Deja un comentario