LA FELICIDAD ES PARA HOY

Es bastante difícil describir lo qué es la felicidad.

Muchos sabios antiguos y modernos lo han intentado y nos han dejado citas que quedan muy monas en el Facebook. Es posible que sus palabras nos lleguen a veces a iluminar un poco, pero la realidad es que cada uno de nosotros tiene su propio concepto de la felicidad.
Obviamente, yo también tengo el mío y espero que coincida en algo con el vuestro.

Para mí la felicidad más que un estado de ánimo –eso es la alegría-, es una sensación. Una sensación de calma, de plenitud, de armonía con tu interior y con lo que te rodea. A mí me ha costado años de mi vida llegar a ese estado pero hoy puedo afirmar que soy feliz.

Voy a intentar describir las causas de esta sensación:

Expresión, detalle y encuadre Más

• Tengo un objetivo, un propósito en la vida. Mis pasos se dirigen hacia él de una forma firme y decidida. Se trata de una brújula que me guía en todo momento.

Mis pensamientos, mis palabras y mis acciones están alineadas. Es decir, lo que pienso, lo que hago y lo que digo están en armonía. Si digo que voy a estudiar, estudio; no importa lo cansada que esté ni los millones de cosas que podría hacer en su lugar. Si quiero llegar donde quiero llegar, tengo que hacer lo que tengo que hacer. No mañana o el lunes sino ahora.

• Trato de ser empática con todo el mundo, ponerme en el lugar del otro y ayudar siempre que puedo. Escuchar a los demás con el corazón y sin prejuicios me sirve para aprender cosas sobre mí misma.

No critico a nadie. Odio las críticas. Me parecen mezquinas y carentes de valor. Cualquier persona que critica a otra se retrata mejor a sí misma que al criticado.

No juzgo. Las razones de los comportamientos ajenos no son de mi incumbencia, yo tengo bastante con mi vida y mis asuntos. Hasta el comportamiento más despreciable no merece ninguno de nuestros juicios. No es nuestra misión.

No envidio nada ni a nadie. Siento una admiración profunda por muchas personas a las que considero muy valiosas para esta sociedad y me encantaría llegar a ser alguien así algún día, pero sin envidia.

• No veo las noticias desde hace años. No necesito estar informada de nada. No quiero ese tipo de basura en mi mente. Al final yo solo puedo cambiar el mundo desde mis acciones y no sentada en el sofá.

• Me rodeo de personas optimistas y luchadoras. No me gustan las quejas ni los discursos negativos. Son un veneno que se te introduce poco a poco bajo la piel y te va enfermando.

• No alimento rumores, ni amistades falsas, ni expectativas ajenas. Yo soy como soy.

• He aprendido a reírme de verdad, a carcajada limpia, hasta que me lloran los ojos y me duele la tripa. Es una sensación maravillosa.

• No dejo que nadie me manipule, ni me dirija la vida, ni me imponga sus ideas o sus formas de vivir. Soy libre, nací libre y quiero seguir siéndolo hasta el día que me muera. Tengo unos límites muy precisos sobre lo que considero que es aceptable o no y no dejo que nadie los traspase.

Podría seguir hasta el infinito y en realidad, lo más importante de todo el discurso es que he descubierto que soy feliz porque me encanta mi vida.

Tengo todo lo que necesito.

Ahora os toca. ¿Qué es la felicidad para vosotros?, ¿pensáis que se puede alcanzar o es tan solo una utopía?, ¿qué cosas os hacen felices?

 

Imagen vía Pinterest

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

4 thoughts on “LA FELICIDAD ES PARA HOY

  1. Por supuesto que creo en la felicidad y creo que se puede conseguir!

    Para mí la felicidad es una cuestión de actitud ante la vida, que tiene mucho que ver con todo lo que nos has contado.

    Ser feliz es sentirte tan bien contigo misma que no necesitas nada para llenar ningún vacío. Así que haces las cosas que te gustan, compartes el tiempo con las personas que te da la gana y sabes afrontar lo que venga de la mejor manera posible.

    Lo de las noticias me parece súper importante. Cuando sale el tema y manifiesto que no veo las noticias, ¡madre mía!, la gente me mira como si estuvieses cometiendo un crimen. “¿No estás informada?”…A estas alturas de la vida creo que está bastante claro que los medios de comunicación se rigen por ciertos principios que nada tienen que ver con la verdadera información. Y lo dice una Licenciada en Periodismo.

    Si en lugar de contarnos basura para que sigamos cagados de miedo, manipulados por las versiones distorsionadas de lo que ocurre y viviendo como nos dicen que tenemos que vivir, nos contasen la cantidad de cosas buenas que pasan en todo el mundo, las grandes personas de las que estamos rodeados y el montón de cosas que podemos hacer para hacer del mundo un lugar mejor, nos llenaríamos de esperanza y no de miedo.

    Porque una persona que está cagada de miedo no puede ser feliz.

    Gracias Mónica! Precioso artículo!

    Un abrazo enorme

    1. ¡Gracias a ti, bonita!

      El miedo es una emoción muy poderosa, acaba con todo y tenernos así, como tu dices, cagados de miedo es una estrategia que les va bien desde hace muchos siglos.

      Yo no necesito informarme de nada, echar una mano a quien lo necesita y comportarme según ciertos valores es suficiente para mí.
      El mundo lo cambiamos nosotros con nuestras acciones, no los telediarios.

      Besos, guapa.

  2. Felicidad para mí, significa disfrutar de cada pequeña cosa que la vida me regala cada día. No persigo grandes hazañas ni objetivos, me conformo con apreciar y cuidar lo que tengo y, si es posible, compartirlo con las personas que realmente me importan.
    Felicitaciones por esta nueva entrada y que seas muy feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *