Libros que no son literatura (pero que son geniales)

Como ya sabéis a estas alturas, mi gran pasión es la Literatura,  y por supuesto dedico gran parte de mi tiempo a leer libros de todo tipo,  novelas, poesía y ensayo básicamente.

Además,  y en  plena época de exámenes, paso unas ocho  horas al día leyendo y memorizando apuntes, haciendo trabajos, esquemas, resúmenes, etc.

Por supuesto tanto esfuerzo mental y visual termina pasando factura y antes o después necesitas hacer un kit-kat.

¿Cómo lo hago yo?

Pues de muchas maneras: salgo a correr con mi perro,  me tomo un  té mientras ojeo el periódico,  escucho un mantra…

Pero, no hace mucho descubrí varios libros que me han ayudado  a desconectar y sobre todo a desarrollar mi creatividad de una forma  yo diría  que un poco salvaje.

Te los presento uno a uno:

Destroza este diario

diario

Descubrí este fantástico libro hace dos meses y  me decidí a comprarlo hace tan solo unas semanas; la verdad es que acerté plenamente. Es un libro que te ofrece la oportunidad de hacer con él lo que quieras: quemarlo, ensuciarlo, arrastrarlo por el suelo, mojarlo; mil y una posibilidades que a mí al principio me pusieron los pelos muy de punta.

Sin embargo, al usarlo pronto me di cuenta de dos cosas que no sabía sobre mí: primero que mis bloqueos mentales me impedían hacer cosas destructivas con el diario (de hecho me sigue costando) y he tenido que superar estos límites; y  segundo, tengo más imaginación de la que creía.

Ahora mismo lo utilizo todos los días y es mi válvula de escape nocturna para  relajarme un rato antes de irme a la cama.

Si os  gusta el libro y os apetece  saber algo más, tanto en Pinterest como en Youtube tenéis montones de ejemplos de cómo se puede personalizar el diario  que os resultarán muy inspiradores, aunque lo ideal es que cada uno se exprese a su manera.

Diario de las emociones, Anna Llenas.

Anna  Llenas es diseñadora gráfica e ilustradora y hace  unas cosas que  a mí personalmente me encantan.  El  diario de la emociones es un  libro donde nos invita a reconocer nuestras emociones,  a lo que normalmente llamamos “estados de ánimo”, y a expresarlas de 99 formas la mar de  creativas. 

emocionesDe este modo emociones como la rabia, la alegría  o la tristeza encuentran  una vía de escape y al transformarlas en  dibujos, palabras o collages  nos damos cuenta de cómo nos sentimos antes, y también después de hacer cada ejercicio de los  que nos propone la autora.

Yo lo tengo siempre a mano, porque mis emociones suelen cambiar muy rápido y sacarlas hacia fuera me viene muy bien para desdramatizar y mantenerme en un estado más cercano al equilibrio.

Además me ha servido para sacar la niña que llevo dentro, comprarme un montón de pinturas diferentes y experimentar con nuevos materiales y herramientas.  ¿Qué más se puede pedir?

♥ Para usar ambos libros te recomiendo que vayas a un  bazar o una papelería y  compres (si no tienes ya) acuarelas, témperas, pasteles, tizas de colores, pintura de dedos; que guardes periódicos y revistas viejas para recortar y hacer composiciones utilizando tu imaginación, y te aseguro que vas a disfrutar como cuando tenías siete años y estabas en  clase de  “Plástica”.

Y, por último, pero por supuesto , no menos destacable:

Dejar de amargarse: para imperfectas, Lucía Taboada

Este libro es una joya que encontré también hace unos meses. Su autora, Lucía Taboada ha unido su inspiración a la de la ilustradora Raquel  Córcoles, la creadora de Moderna de pueblo, y les ha quedado un libro genial y que se lee  muy fácil.

Imagen 

moderna

Lucía nos propone precisamente  lo que  dice el título, dejar de amargarnos, dejar de calentarnos la cabeza por las mil y una preocupaciones que normalmente nos agobian: el peso, la pareja, el trabajo… , y nos da una serie de consejos y pautas muy sencillas para  avanzar en este sentido.

No hace falta decir que los dibujos son absolutamente geniales, y a mí personalmente me llegó al  corazón porque  en él se recomiendan algunos ejercicios de Kundalini yoga, que es la disciplina que yo practico desde hace tres años y de la que ya os hablaré en alguna entrada futura.

Y tú, ¿cómo desconectas?, ¿conocías estos libros?, ¿tienes alguna experiencia que quieras compartir?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

2 thoughts on “Libros que no son literatura (pero que son geniales)

    1. Hola, Mar. Son libros completamente diferentes. “Destroza este diario” está más enfocado a desarrollar tu creatividad y a divertirte usándolo, “El diario de las emociones” sirve más para explorar cómo te encuentras y gestionarlo a través del dibujo.

      A mí me gustan los dos, el segundo me parece más serio, eso sí.

      Espero haberte ayudado

Deja un comentario