Poesía ¡¡Claro que sí!!

¿A cuánta gente conocéis que lea poesía?

Vosotros mismos, ¿cuántos libros de poemas hay en vuestras estanterías?

Yo he hecho el esfuerzo de levantarme de la silla y he comprobado que en mi caso, que no es muy representativo porque estudio Literatura española, hay quince libros. Todos menos tres han sido lecturas obligatorias.

Está claro que leer un poema no es exactamente lo mismo que leer la contraportada del As o la revista Lecturas. Es fácil de comprender que el esfuerzo que requiere desentrañar el sentido de una poesía especialmente hermética no es exactamente lo mismo que el de interpretar una receta de cocina.

Pero, y aquí viene lo genial, no toda la poesía es oscura, ni difícil, ni exige de ti poderes de súper héroe.

poesía

De hecho, muchos poetas tanto de antes como de ahora hicieron todo lo posible por ser claros, por decir exactamente lo que querían decir sin ningún misterio, simplemente usando un modo bello de hacerlo.

Algunos de los poetas a los que me refiero los conocéis, son los genios de nuestro Renacimiento o los del Siglo de Oro.

Garcilaso, Quevedo, Góngora o Lope de Vega eran inteligentes y muy cultos, sabían si querían, escribir textos cargados de claves. Cuando su intención era otra, básicamente reírse de los demás o meterse con alguien, entonces utilizaban lo que se conoce como poesía satírica y sus textos se comprendían perfectamente.

La poesía de la época circulaba en hojas sueltas y poca gente tenía acceso a los libros que salían de las imprentas del momento. Para el ciudadano de a pie esas hojas eran como el Sálvame de la época porque a través de ellas se enteraban de la vida de la alta nobleza, de sus escándalos y amoríos o asistían a las disputas entre escritores y se lo pasaban literalmente bomba.
En una España donde el oro se dedicaba a continuas campañas bélicas la gente intentaba evadirse como podía y leer o que te leyeran  era un buen modo de hacerlo.

En el siglo XIX , durante lo que conocemos como Romanticismo, poetas como José  de Espronceda o José Zorrilla eran auténticos  héroes  para las masas. Su obra se publicaba en  los periódicos de la época y gozaban de fama y prestigio.

Unos cuantos años después Bécquer renovaría el arte poético español y sentaría las bases de la nueva poesía en nuestra lengua:

Si llegamos a la época actual resulta evidente que la mayoría de la población de nuestro país está alfabetizada, pero que le gente sepa leer no significa que no se siga considerando a la poesía como un lenguaje especial, diferente y difícil.

Evidentemente hay textos complicados, pero otros son hermosos, claros y nos llegan al corazón.

Hay poetas consagrados que son iconos de nuestra cultura como Neruda, Lorca, Miguel Hernández, Rafael Alberti, Juan Ramón Jiménez, Dámaso Alonso, Pedro Salinas, Antonio Machado… de los que puedes leer su poesía sencilla  de temática amorosa o social.

O puedes acercarte a la poesía de José Agustín Goytisolo escuchando esta estupenda versión de sus “Palabras para Julia” interpretada por Los Suaves y que a mí me pone el vello de punta siempre que la oigo:

“Tú no puedes volver atrás

porque la vida ya te empuja

como un aullido interminable.”

 

Lo que has de saber es que hay un poema que te está buscando, es para ti y para nadie más.

El día que te encuentre comprenderás porque es tan hermosa la poesía, por que nos hace mejores personas  y porque nos llena el alma.

Esta entrada no es un estudio exhaustivo ni pretende serlo, estudiar y conocer el lenguaje lírico requiere paciencia y tiempo. Mi intención es  iros  presentando a distintos autores  siguiendo sobre todo  un criterio cronológico y de calidad artística.  Así que  podéis considerar  lo anterior como una mera introducción o adelanto de lo que  os enseñaré en  futuras entradas.

Espero que os guste tanto  leerlas como  me está gustando a mí prepararlas.

Imagen Vía

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

2 thoughts on “Poesía ¡¡Claro que sí!!

  1. Gracias por este post, reconozco que la poesía siempre me ha intimidado porque en el colegio mas que aprender a amarla me enseñaron a acertar, a saber la respuesta correcta y eso siempre me ha resultado tremendamente aburrido. Así que ya te digo que me encanta que me despejes este camino para verlo con otros ojos. Siempre me encantó Bécquer, me sabia muchas de memoria, pero hasta ahí puedo leer…
    Me ha encantado que digas que hay un poema que te busca, es inevitable que cuando lees algo con lo que te identificas lo hagas tuyo, por eso me pongo en tus manos para este viaje 🙂

    1. ¡Hola Amelia!
      Gracias por tu bonito comentario y disculpa mi tardanza en contestarte, ya sabes que estaba fuera.

      Como tú dices nos enseñaron en el colegio a leer poesía analizándola, contando sílabas, buscando rimas…La poesía no es eso, la poesía tiene que tocarte el corazón y eso no depende de la técnica del poeta, que puede ser excelente; eso depende de la conexión que se establece entre el poema y tú.

      Por eso digo en el post que hay un poema que te busca, uno que cuando lo lees te ilumina el alma y a partir de ese día empiezas a ver la poesía con otros ojos.

      Espero descubrirte ese tipo de poemas en las siguientes entradas.

      Un abrazo fuerte.

Deja un comentario