SEGUIR LAS SEÑALES DE LA VIDA PARA ALCANZAR LA FELICIDAD

Hoy nos visita un hada, se llama Tania y he tenido la suerte de encontrarla en los mundos cibernéticos. Tania es una loca que hace un tiempo se lío la manta a la cabeza y se fue ha recorrer el mundo con su chico, tiene un blog precioso, revolucionat, por el que te invito a que te des una vuelta para descubrir que hay muchas formas distintas de ver la vida. Te encantará, seguro.

Esta entrada es suya. Te animo a que la leas y a que participes de su proyecto.

Introducción

¿Eres de las que creen en las casualidades?

Si la respuesta es sí, deja de leer, este artículo no es para ti.

Si, por el contrario, eres de esas personas creen en las señales de la vida, te encantará seguir leyendo.

Si eres de las que creen en la sincronicidad, en que todo pasa por algo, que el universo nos muestra el camino continuamente y que le pone comillas siempre a la palabra “casualidad”, ¡eres de las mías!

El universo y el corazón nos hablan en todo momento a través de sus señales, y confabulan para que tengamos aquello que necesitamos.

A veces, a estas señales de la vida, las llamamos “intuición”.

Seguro que a ti también te ha pasado estar pensando en alguien y que de repente esa persona te llame por teléfono. Seguro que tú también has tenido sueños que se repiten, algún déjà vu que otro o presentimientos que te alertaban de algún peligro.

Las señales de la vida se manifiestan de muchas maneras y no siempre es fácil captarlas.

Voy a contarte cómo he desarrollado la capacidad de estar alerta para darme cuenta de estas señales, porque es gracias a estas señales por lo que he llegado donde estoy.

Quién soy y qué estoy haciendo aquí

Mi nombre es Tania y estoy aquí gracias a lo mucho que me gusta este blog. “Aguaconlimón” y Mónica, fueron para mi un gran descubrimiento. Sentimiento y sensibilidad se hacían palabra, para mezclarse con el realismo y la honestidad de alguien que habla desde dentro.

Le pedí a Mónica esta colaboración y me abrió las puertas de su “casa” sin pensarlo. Para mí es una gran oportunidad poder charlar con las personas que siguen su trabajo, como tú.

Desde mi proyecto revolucionat.com, intento ayudar a las personas que tienen miedo a hacer cambios, a conocerse mejor a sí mismas para lograr su éxito personal y alcanzar la vida que desean.

Sólo he tenido que seguir las señales…

+pinqueenARD+

Cómo saber cuándo la vida nos está enviando señales

Cuando te encuentras en un momento de duda, de cambio, de dificultad y te surgen miles de preguntas, las señales de la vida se van a manifestar a tu alrededor para traerte las respuestas que necesitas.

No va a bajar del cielo un águila real con un letrero luminoso indicándote el camino…La cosa será mucho más sutil e incluso, podríamos decir que, subjetiva.

QUÉ TIPO DE SEÑALES TE PUEDES ENCONTRAR:

– Frases que te tocan muy dentro,

– películas que te impactan,

– libros que llegan a ti como por “casualidad” y que son justo lo que necesitabas,

– animales que se te acercan como queriéndote decir algo (si el gato de la vecina viene cada día a verte igual no tendrías que interpretarlo como una señal),

– situaciones que se salen de lo común y que te llaman la atención, por lo relacionadas que están con aquello que ahora mismo te trae de cabeza.

Las señales que han construido mi vida

Mi conciencia sobre la existencia de las señales de la vida data de la adolescencia. Mi novio de ese momento siempre las mencionaba, “esto es una señal”, decía.

Aunque en ese momento teníamos más en cuenta los calimochos que nos íbamos a beber el fin de semana que las señales que nos pudiese estar mandando la vida, ya teníamos cierta conciencia de que algo había, más allá, que intentaba dirigir nuestras actuaciones.

Nunca me he considerado una persona intuitiva. Cuando alguien mencionaba el sexto sentido femenino yo me esforzaba por ver otras cualidades en mí para no quedarme atrás.

A pesar de no creer en mi intuición, ni tener muy presentes las posibles señales que me debía estar mandando la vida, siempre escuché a mi corazón.

Lo que decía mi corazón iba a misa, cayese quien cayese por el camino.

Y, ¿qué diferencia hay entre escuchar a tu corazón y tener intuición?

A día de hoy creo que muy poca.

Reconozco que los últimos años de mi vida han estado marcados por el resultado de mi interpretación a cerca de las señales que me estaba mandando el universo. Por ejemplo:

Gracias a las libélulas, tuve el valor de abrir un negocio con la confianza de que todo saldría bien, y así fue.

Durante 6 años fui la dueña de un maravilloso Centro de Pilates, Yoga y Danza Moderna, que funcionó al 100% desde el primer momento y hasta el día que decidí traspasarlo.

Y decidí traspasarlo porque durante una temporada las señales de la vida me estuvieron pidiendo cambios. Los sueños que tenía y los animalitos que aparecieron, me ayudaron a tomar una de las mayores decisiones de toda mi vida: traspasé mi fructífero negocio, cogí la mochila y me fui a viajar por Asia, al mismo tiempo que ponía en marcha mi blog y daba rienda suelta a dos de mis pasiones: ayudar a la gente y escribir.

Qué puedes hacer para aprender a interpretar las señales de la vida

Cuando aprendes a interpretar las señales de la vida, te conectas con el universo y con la verdadera razón de tu existencia.

Para aprender a captar estas señales te propongo lo siguiente:

  • TOMA CONCIENCIA: el ser humano se ha desconectado por completo de su conciencia. No estamos presentes, nos comportamos como autómatas y vivimos la vida por inercia.

En mi caso, meditar me ha ayudado a frenar, a sentir y a volver a recuperar la sensibilidad para vivir el momento, pero hay otras muchas terapias que pueden ayudarte.

  • ESCUCHA A TU CORAZÓN: es fundamental aliarte con lo que quiere tu ser para poder alcanzar la felicidad. Tu corazón, tu alma, tu intuición (llámalo como quieras), sabe lo que necesitas en cada momento. Si empiezas a darte cuenta de que hay otra vocecita más allá de tu mente que nunca te deja sola, jamás te perderás.
  • ASUME QUE PASE LO QUE PASE HAS VENIDO A APRENDER: no tengas miedo a equivocarte. Ten muy claro que elijas el camino que elijas, esa era justo la mejor opción. En las historias que te he contado hay muchas sombras. Después de cada señal y cada cambio, los aprendizajes han venido en formas muy diferentes. A veces, la lección se escondía detrás de un gran drama, de un fuerte batacazo o de una situación que aparentemente no me favorecía. Pero luego, cuando sales del pozo, te das cuenta que ese pozo era muy necesario y estaba ahí por algo. Y sigues creciendo, evolucionando, conociéndote y queriéndote cada día más.

Conclusiones

Hay que reconocer que todo esto suena poco realista, sin embargo, numerosos estudios ya nos hablan de esa fuerza que hay más allá de la mente y que nos lleva a tomar decisiones sin saber por qué las tomamos, incluso siendo aparentemente la peor opción que podíamos elegir.

Como leí hace muy poco en alguna parte, “las sincronicidades son las oportunidades que se ponen a nuestro alcance para que podamos hacernos conscientes y entender, o para que podamos dejarlas pasar desde nuestro libre albedrío”.

Cuando aparecen las señales y las obvias, estás en tu derecho.

Esto se produce, normalmente, por el miedo que le tenemos a todo lo que implique cambio.

La temporada en la que se repetían aquellos sueños, podía haberlos ignorado y haberme mantenido en mi vida cómoda y segura para otros cuantos años. En ese caso, no estaría escribiéndote desde Bali, en medio de la naturaleza, mientras las libélulas me revolotean, acompañando el relato todo el tiempo.

Todo pasa por algo y te lleva a algo mejor. Incluso cuando no lo ves, cuando sufres tanto que te resulta imposible pensar en la enseñanza positiva que te trae la vida…incluso entonces, todo es por un bien mayor.

Conozco muchas personas que por más veces que tropiezan con la misma piedra, son incapaces de aprender nada. Se pasan la vida cometiendo los mismos errores y lamentando su mala suerte, porque se resisten a aprender la lección que necesitan para seguir creciendo.

Cuando realmente la vida, te lo va poniendo todo en bandeja para que aprendas a ser feliz.

Si te encuentras en un momento difícil y no sabes qué camino elegir, observa bien porque seguro que las señales están llegando para socorrerte.

Párate, siente lo que te dice tu corazón, no tengas miedo a las lecciones que están a punto de llegar y conviértete en la diseñadora absoluta de tu vida.

Imagen Vía Pinterest

Me encantaría hacerte un regalo y escuchar tu opinión.

¿Sigues las señales?

¿Quieres contarnos alguna historia relacionada con ellas?

NOS ENCANTA ESCUCHARTE

UN GRAN ABRAZO

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

2 thoughts on “SEGUIR LAS SEÑALES DE LA VIDA PARA ALCANZAR LA FELICIDAD

  1. Tú sí que eres un hada!
    Pero un hada mágica y luminosa que hace brillar lo que deja a su paso.

    Te estaré eternamente agradecida por dejarme colaborar en tu blog de esta forma tan bonita y que, aunque nos ha costado un poco, todo pasa por algo y el momento era ahora.

    Me resultaba bastante intimidante escribir para alguien como tú, que ha nacido con el don de poder jugar con las palabras sin esfuerzo, transmitiendo sensibilidad en cada letra.

    Ojalá este artículo sea el comienzo de una buena amistad porque cuando te encuentras con personas así, que la vida te regala, no puedes dejar pasar la oportunidad de conocerlas mejor.

    Gracias infinitas Mónica por tu paciencia y dedicación, por estar ahí para mi aún cuando no estabas ni para ti.

    ¡Eres luz!

    Un abrazo enorme

    1. Ay, amora! Cuántas cosas buenas me has dado durante estos meses.
      Gracias a ti he descubierto cuáles son mis próximos pasos en la vida, nunca te agradeceré bastante el que te hayas cruzado en mi vida, vuela siempre alto pequeña libélula.

      Besos de luz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *