Yo quiero ser normal

Yo quiero ser normal.

Quiero que me guste ver el “Sálvame” todas las tardes, seguir el telediario de las tres, comer jamón serrano y morcilla de Burgos, ponerme mascarilla nutritiva en el pelo, hacerme la depilación láser, leer el periódico empezando por la primera página, hablar de temas intrascendentes, seguir La Voz, y La isla de los famosos y Gran Hermano y que me interesen de verdad, vestir a la moda, ir al gimnasio y escuchar los 40 Principales.

Me encantaría ir al dentista cada seis meses y al ginecólogo cada año, hacer alguna dieta detox, desmaquillarme la cara todos los días, hacer la compra siguiendo rigurosamente la lista, recordar los nombres de las personas y relacionarlos con sus caras, saber disimular un enfado, y comer con moderación.

abigail

La  genial imagen de  Abigail Halpin se ha añadido Vía Pinterest

Pero, en lugar de eso veo películas en blanco y negro, no soporto las Noticias, leo el periódico empezando siempre por la última página, uso acondicionador cuando mi melena es ya un estropajo, no como carne, a veces tengo pelos en las piernas, veo series de televisión americanas que compro y guardo como un tesoro, paso de la ropa, y escucho y canto mantras.

Normalmente visito al dentista cuando algo en mi boca no anda bien, y al ginecólogo cuando me doy cuenta (tarde) de que ha pasado más de un año, soy una vaga total para las cremas de la cara y habitualmente me quito el maquillaje con agua y jabón, mi compra final y la lista inicial se suelen parecer como un huevo a una castaña, si me enfado se me nota y cuando como, como.

No me acuerdo de como se llama nadie a no ser que la persona me interese realmente y la gente cree que soy despistada, que también.

A lo mejor no es importante, de hecho hasta ahora he conseguido pasar más o menos inadvertida, aunque a veces mis amigos consideren que soy un poco plasta y que debería adaptarme mejor al mundo en el que vivo.

Es posible que tengan razón, pero yo sé en el fondo de mi corazón que no estoy sola, que muchos de vosotros también sois diferentes.

Es más, que queréis ser diferentes y que pese a este clima horrendo de igualdad en la mediocridad en el que vivimos, a veces surge en vuestro pecho una pequeña llamita de rebeldía y os atrevéis a salir a la calle combinando rayas y lunares.

O eso espero al menos.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

19 thoughts on “Yo quiero ser normal

  1. Noooo!!! Por favor!! te conozco poco pero para mí eres perfecta así! Ni Sálvame ni ningún otro producto aniquilante de neuronas emitido por esa cadena inmunda. Ser normal suele se sinónimo de insulso y aburrido. Tú no cambies, hazme caso. Por cierto, yo también leo el periódico al revés, mi sección favorita es la contra. Un abrazo caluroso! Muá

    1. Gracias Dolors.

      Lo del periódico mola mucho. Yo empecé porque leía los artículos de opinión de Maruja Torres o de Umbral y me encantaban. A continuación miraba y miro el horóscopo siempre porque tengo una amiga que se dedicaba a “inventarlo” para un peródico, y me encanta ver cómo se lo curran.

      Y sobre lo demás y las palabras tan bonitas que me dedicas, te aseguro que no voy a cambiar. Me gustaría a veces mimetizarme un poco más con el grupo pero, no lo puedo evitar, yo voy por libre.

      Un abrazo grande.

  2. Uy, yo ya hace tiempo que dejé de ser normal, si eso quiere decir algo realmente. Yo creo que ninguno lo somos pero si que necesitamos sentirnos acogidos, por eso de la necesidad de ser aceptados.
    De ser extraordinario o anormal, jajajaja, a salir a la calle mezclando estampados, noooo, antes muerto. Y yo ni siquiera leo el periódico, ni del derecho ni del revés, soy un friki más.
    No te agobies, nadie es perfecto ni normal, todos rascamos en alguna de nuestras aristas.
    Un abrazo!!!

    1. Juanan te tenía por un tío atrevido, creo que probar una combinación de estampados te vendría genial. O un moño alto, que he visto que están súper de moda para chicos (no me preguntes donde, será en Londres).

      Como dices, todos somos “raritos” en cierta forma pero adoptamos el traje de lo convencional para no desentonar mucho con el resto.

      ¡Abrazaco!

  3. Cuando yo digo que somos como almas gemelas es verdad la diferencia es lo que nos gusta,yo tambien leo el periodico empezando desde la última pagina,cuando estoy muy nerviosa me pongo a escuchar musica clasica.Me encantan las series americanas y aprender algo nuevo cada dia de todas las personas que se cruzan en mi camino y gracias a mi trabajo conozco a miles de personas y me encantan.

    1. Mercedes, lo del periódico al revés va a resultar entonces que es lo normal si hago caso de lo que decís Dolors y tú. Entonces voy a tener que empezar a hacer cosas drásticas como quemarlos sin leerlos.

      Conocer gente nueva es genial, te amplia horizontes y seguro que de cada persona podrás aprender algo que te sea útil.

      ¡Un besazo guapa!

  4. Decía Mark Twain: “Cuando veas que eres igual al resto de las personas que hay a tu alrededor, es momento de detenerse y meditar sobre tu vida” (parafraseo, no es tal cual).

    Cuando somos adolescentes, queremos ser como los demás… luego te alegras. Yo siempre fui el raro, el friki, aun sigo siendolo, pero la gente no sabe que es un halago cada que me dicen inadaptado.

  5. Está muy muy muy bien escrito, pero me temo que no vas a engañar a nadie. Se nota que disfrutas tu “no normalidad” 🙂

    Si todos fuéramos iguales todo esto sería realmente aburrido, Es la diferencia con los demás y el no seguir a las masas (complicado, con las presiones mediáticas que se reciben en nuestros días) lo que da sentido y valor a nuestras vidas.

    ¡A seguir siendo “no normal”!
    8)

    1. ¡Ay Ángel creo que me has pillado!

      Efectivamente, lo de ser normal o convencional está genial cuando quieres pasar desapercibido, pero en el fondo creo que todos queremos disfrutar de nuestra individualidad y sentirnos “especiales” de alguna manera.

      Con los medios lo mejor es hacer “ayuno total”. Una temporadita sin ellos y cambia por completo tu visión de lo que te rodea.

      Lo de “muy,muy,muy bien escrito” le ha sentado geniality a mi ego. Muchas gracias de corazón.

  6. ¡Me encanta Mónica!

    Por favor no dejes de ser tu, a no ser que sea tu transformación natural, a esa no hay que pararla nunca! 🙂

    Creo que te encantaría el libro de Seth Godin, We are all weird. Es de marketing, pero contiene verdades como puños y a mi me dejó una sensación grandiosa de conexión con el resto del mundo 😀

  7. Ni se te ocurra loca 😉 Si te sirve de tranquilidad somos un buen club de raros y cada vez me importa menos salir con pelos en las piernas, lunares con rallas y no ser capaz de conocer el nombre de ningún programa de televisión. No cambies bonita 🙂

Deja un comentario